Archivo de la categoría: Descubrir sitios nuevos

Próximo destino: Nueva York

20130109-004505.jpg

Anuncios

Génova, anclada al pasado

20120726-183429.jpg

La ciudad que vio nacer a Cristobal Colón está, paradójicamente, aún por descubrir por el gran público. Génova asume con resignación un discreto segundo plano en los circuitos turísticos italianos. Muy a pesar, eso sí, de ser parada obligada de la mayoría de los cruceros que cruzan el Mediterráneo. No obstante, puede que esa discreta posición le permita conservar intacta su esencia. Porque, Génova es sobre todo una ciudad auténtica, -ni bonita, ni fea-, una ciudad que se muestra tal cual. Sin maquillaje.

20120726-183200.jpg

20120726-183525.jpg

Génova es el extremo opuesto a Milán. Si Milán es pretendidamente elegante y escrupulosamente aseado, Génova tiene un aire arrabalero y descuidado, donde no faltan fachadas agrietadas y descoloridas, calles estrechas y sórdidas o los más lúgubres soportales. No es raro que nada más llegar a la Estación Porto Principe uno se pregunte, ¿Y a mi qué coño se me ha perdido aquí? La respuesta solo la encuentras callejeando. Pronto te das cuenta de que el verdadero encanto de Génova es su autenticidad. Es fácil cerrar los ojos e imaginar la Génova de hace 5 siglos, atestada de marineros, comerciantes y gente de toda calaña.

La capital de la región de Liguria ofrece mucho más de lo que cabe esperar por esa agridulce primera impresión. Lugares mucho más cuidados, como su remodelado Porto Antico reconvertido en un espacio de recreo donde se mezclan genoveses y turistas. 20120726-183123.jpg

No es para menos, ya que desde la celebración del V centenario del descubrimiento de America en el año 1992, el puerto ha ido sumando atractivos turísticos como el segundo Acuario más grande de Europa -destronado años más tarde por L’Oceanografic valenciano-, el Museo del Mar, el galeón pirata de Roman Polanski o el ascensor panorámico con visión 360º -el Bigo, como lo llaman los genoveses-. Por 4 euros (julio 2012) uno puede a contemplar desde las alturas el balcón genovés.

20120726-183111.jpg

Otros lugares imprescindibles de la ciudad son la Piazza Ferrari con su famosa fuente -icono consolidado de la ciudad- y sus vías comerciales, a izquierda y derecha, Via Dante y Via XX Settembre. Desde la misma Piazza Ferrari se llega a Piazza Dante, donde se puede visitar la casa natal de Cristofor Columbus. Otro punto imprescindible en nuestra visita a Génova es la iglesia de San Lorenzo, con sus leones postrados en las escaleras, convertido en otro de los reclamos turísticos de la ciudad.

20120726-182938.jpg

De Palazzo en Palazzo

A pesar de ser, como decíamos al comienzo del post, una de las ciudades menos turísticas de Italia, merece la pena perderse en sus calles para encontrar tesoros inesperados como la Via Garibaldi, un oasis en mitad del decandente arrabal, donde los Palazzos compiten por reinar esta calle peatonal.

20120726-182845.jpg20120726-183759.jpg

Todos estos Palazzos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y muchos de ellos pueden ser visitados, para lo que recomendamos informarse de horarios y precios en la oficina de información turística, en mitad de la propia Via Garibaldi.

No podemos marcharnos de Génova sin probar su visión de la gastronomía italiana con especializades locales como las foccacia di formatgio o los farinate en invierno. Si hace buen tiempo, un sitio económico y a pie de puerto es La Bimbacha que además de 60 especialidades de pizzas diferentes, tienen como especialidad la foccacia genovesa.

20120726-182719.jpg

Coordenadas GPS: 44°25′0″N 8°56′0″E


Próximo destino: Estambul

20110823-130852.jpg


Valencia, puro Mediterráneo

Aunque para muchos Valencia sea la ciudad de los grandes eventos –‘ché tú, el que faci falta’ (expresión popular valenciana que viene a ser algo así como ‘tirar la casa por la ventana’)-, es en las pequeñas cosas donde reside el verdadero encanto de la ciudad.

Por eso, en este post me he propuesto dar pistas para descubrir esa Valencia que no sale en las postales. La Valencia auténtica, la que vive al margen de topicazos. No obstante, Valencia es una de las ciudades españolas con más atractivos turísticos por metro cuadrado y siempre hay algo que ver. Así que os propongo dos itinerarios de visita, el oficial y el alternativo -para los que, como yo, se consideran más viajeros que turistas al uso-.

Cara A. La Valencia de postal
Valencia se ha hecho un hueco en el mapa a golpe de eventos como la Copa América o la Fórmula 1, pero su historia como ciudad ya la hace grande de por sí. Su pasado romano, visigodo y musulmán han esculpido una ciudad monumental que merece la pena ser visitada. La combinación entre lo histórico y lo vanguardista le aporta un extra de atractivo. Sin ánimo de caer en la hipérbole publicitaria, en Valencia es posible cambiar de siglo cruzando una esquina y pasar de la arquitectura medieval de las Torres de Serrano o La Lonja de la Seda a los futuristas edificios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

www.bloguerosviajeros.comwww.bloguerosviajeros.comwww.bloguerosviajeros.com

Merece la pena recorrer en bicicleta el antiguo cauce del río Turia (ahora convertido en un kilométrico vergel) desde la Ciudad de las Artes y las Ciencias hasta el Parque de Cabecera. Luego ya a pie y siguiendo este orden; la Plaza del Ayuntamiento, la Plaza Redonda, la Plaza de la Reina, la Plaza de la Virgen, L’Almoina y El Carmen son visita obligada para conocer el origen de la ciudad y disfrutar una horchata fresquita en Santa Catalina.

www.bloguerosviajeros.com

Muchos llegan a Valencia buscando desesperadamente el Mar. La oferta de playas urbanas en Valencia es amplia: Las Arenas, la Malvarosa y La Patacona, siendo esta última la mejor por no estar tan masificada y ser relativamente tranquila. Las Arenas se ha convertido en un macrobotellón insoportable. Para moverse de un sitio a otro existe la típica Tourist Card para visitas de 24, 48 o 72 horas.

Cara B. La Valencia alternativa
Fuera de los circuitos turísticos más típicos, hay una ciudad increíble que merece la pena conocer. Para empezar la ruta lo haremos por el barrio de moda, Russafa, el nuevo epicentro del ocio y la cultura alternativa de la ciudad. El céntrico barrio de El Carmen, que sigue tan vivo como antaño, se ha visto eclipsado en los últimos años por la puesta en escena de este barrio vivo, abierto, cosmopolita y multicultural.

www.boguerosviajeros.com

De hecho, en plena crisis, la oferta de hostelería ruzafera crece cada mes. Así es posible degustar los mejores montaditos del barrio y de cañas a un euro en la taberna El Rojo (Calle Literato Azorín, 10). Si tienes la suerte de pillar mesa en la terraza, aprovecha y prueba los montaditos de sobrasada con Peta Zetas (mi favorito) o el de lomo con confitura de pera y quicos. Más o menos en frente, está the Ubik Café, un interesante concepto de bibliobares donde triunfa la tapa-libro. Una original iniciativa por la que por 3 euros, te tomas tu vinito, con una tapa y un libro de segunda mano (a elegir) de regalo. Si buscas sitios un poco más sofisticados para una cena más solemne, los tienes a patadas: Soho Terrace (hamburguesas gourmet y mojitos buenísimos a 3 euros), La Gallete (crêpes franceses), Mangiamo (cocina italina take away) o Gondwana (tapeo refinado). Y si tenemos hambre de cultura, fuera de lo ‘políticamente correcto’, os recomiendo visitar el Espai Tactel, en el mismo barrio de Ruzafa o el centro de cultura contemporánea Octubre (entre la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza de la Reina).

www.bloguerosviajeros.comTambién, en cuestión de playas, hay buenas alternativas a las masificadas playas urbanas de la ciudad, donde no hay lateros, rateros y niños dando por saco con sus pelotitas. El Saler y La Devesa, en pleno Parque Natural de la Albufera, son un lujo al alcance de cualquiera que tenga coche. Dicen que la playa abre el apetito, así que de vuelta a Valencia, os recomiendo parar en las arrocerías del Paseo marítimo de Pinedo para disfrutar de una auténtica paella valenciana sin miedo a que os claven. El restaurante Abi es una apuesta segura. Mejor si reservas por teléfono al 96 324 84 49.


 


20110805-124144.jpg

¡Top Tip!

Aunque para vivir la fiesta grande, las Fallas, como cada año habrá que esperar al mes de marzo, el Museo Fallero puede ser un aperitivo para los que no han visto nunca un ninot. Además, los domingos la entrada es gratuita.

Coordenadas GPS: 39°28′12″N 0°22′36″O


Monsaraz, mágico y pintoresco

A pocos kilómetros de la frontera con España (a 102 Km. desde Badajoz para ser exactos) y de camino a la ciudad de Évora, se encuentra esta pintorésca y bonita villa de origen árabe, Monsaraz . Todo un descubrimiento para los que conocemos aún poco de nuestro vecino Portugal.

Solo por las increíbles vistas al Gran Lago de Alqueva, el mayor lago artificial de Europa, merece la pena. Pero no solo las vistas son un atractivo para visitarlo, las puestas de sol sobre la estepa del Alentejo Central desde la terraza del Café Restaurante Xarez son una increíbles. Vamos, que no hace falta irse a Ibiza para vivir la puesta de sol más espectacular del verano. Una recomendación personal: no te vayas sin probar la carne a la piedra acompañada por verduras asadas. Si eres carnivoro como yo vas a disfrutar de lo lindo.

La tranquilidad casi mágica, la luz atlántica y el trazado casi laberíntico de las calles empedradas hacen que quieras quedarte a vivir allí para siempre. Algo así debieron pensar Gilberto y Joan cuando decidieron montar el mejor hotel de Monsaraz, Casa Pinto.

Un hotel boutique diferente, donde las antiguas colonias portuguesas sirven de inspiración para convertir cada una de sus cinco habitaciones en una experiencia en sí misma. Si quieres darle el toque romántico a tu viaje, no dudes en alojarte en Casa Pinto. La atención de Joan y Gilberto te van a hacer sentir como en casa. En pocos sitios que he visitado preparan el desayuno con tanto arte.


Monsaraz tiene menos de 1000 habitantes, pero mucho encanto por metro cuadrado. En sus calles empedradas y casas encaladas podemos desde comprar productos regionales (lojas) en tiendecitas como Mufla, Loja da Mizette o Coisas de Monsaraz o visitar su patrimonio histórico de esta localidad que aspira a ser Patrimonio de la Unesco, como su castillo con vistas a la frontera con España y el Museo de Arte Sacro, las diferentes puertas árebes del pueblo (Vila, Évora, Alcoba y Buraco) o la Casa de la Inquisición.

Coordenadas GPS: 38°25′60″N 7°22′60″O