Archivo de la categoría: Pintoresco

Génova, anclada al pasado

20120726-183429.jpg

La ciudad que vio nacer a Cristobal Colón está, paradójicamente, aún por descubrir por el gran público. Génova asume con resignación un discreto segundo plano en los circuitos turísticos italianos. Muy a pesar, eso sí, de ser parada obligada de la mayoría de los cruceros que cruzan el Mediterráneo. No obstante, puede que esa discreta posición le permita conservar intacta su esencia. Porque, Génova es sobre todo una ciudad auténtica, -ni bonita, ni fea-, una ciudad que se muestra tal cual. Sin maquillaje.

20120726-183200.jpg

20120726-183525.jpg

Génova es el extremo opuesto a Milán. Si Milán es pretendidamente elegante y escrupulosamente aseado, Génova tiene un aire arrabalero y descuidado, donde no faltan fachadas agrietadas y descoloridas, calles estrechas y sórdidas o los más lúgubres soportales. No es raro que nada más llegar a la Estación Porto Principe uno se pregunte, ¿Y a mi qué coño se me ha perdido aquí? La respuesta solo la encuentras callejeando. Pronto te das cuenta de que el verdadero encanto de Génova es su autenticidad. Es fácil cerrar los ojos e imaginar la Génova de hace 5 siglos, atestada de marineros, comerciantes y gente de toda calaña.

La capital de la región de Liguria ofrece mucho más de lo que cabe esperar por esa agridulce primera impresión. Lugares mucho más cuidados, como su remodelado Porto Antico reconvertido en un espacio de recreo donde se mezclan genoveses y turistas. 20120726-183123.jpg

No es para menos, ya que desde la celebración del V centenario del descubrimiento de America en el año 1992, el puerto ha ido sumando atractivos turísticos como el segundo Acuario más grande de Europa -destronado años más tarde por L’Oceanografic valenciano-, el Museo del Mar, el galeón pirata de Roman Polanski o el ascensor panorámico con visión 360º -el Bigo, como lo llaman los genoveses-. Por 4 euros (julio 2012) uno puede a contemplar desde las alturas el balcón genovés.

20120726-183111.jpg

Otros lugares imprescindibles de la ciudad son la Piazza Ferrari con su famosa fuente -icono consolidado de la ciudad- y sus vías comerciales, a izquierda y derecha, Via Dante y Via XX Settembre. Desde la misma Piazza Ferrari se llega a Piazza Dante, donde se puede visitar la casa natal de Cristofor Columbus. Otro punto imprescindible en nuestra visita a Génova es la iglesia de San Lorenzo, con sus leones postrados en las escaleras, convertido en otro de los reclamos turísticos de la ciudad.

20120726-182938.jpg

De Palazzo en Palazzo

A pesar de ser, como decíamos al comienzo del post, una de las ciudades menos turísticas de Italia, merece la pena perderse en sus calles para encontrar tesoros inesperados como la Via Garibaldi, un oasis en mitad del decandente arrabal, donde los Palazzos compiten por reinar esta calle peatonal.

20120726-182845.jpg20120726-183759.jpg

Todos estos Palazzos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y muchos de ellos pueden ser visitados, para lo que recomendamos informarse de horarios y precios en la oficina de información turística, en mitad de la propia Via Garibaldi.

No podemos marcharnos de Génova sin probar su visión de la gastronomía italiana con especializades locales como las foccacia di formatgio o los farinate en invierno. Si hace buen tiempo, un sitio económico y a pie de puerto es La Bimbacha que además de 60 especialidades de pizzas diferentes, tienen como especialidad la foccacia genovesa.

20120726-182719.jpg

Coordenadas GPS: 44°25′0″N 8°56′0″E

Anuncios

Aranda de Duero, el buen yantar

Aranda de Duero, capital de la Ribera del Duero, nos recibe siempre con la mesa puesta. Ya lo dice el refranero popular, tan castellano como estas tierras, ‘Aranda de Duero, Tierra de vino y cordero’. Y vaya si se cumple. Pasar un fin de semana en Aranda de Duero siempre deja buen sabor de boca, sobre todo si nos gusta pegarnos un homenaje de vez en cuando.

20110926-001834.jpg

Aranda se ha ganado a pulso ser un destino imprescindible para los amantes de los viajes gastroculturales. Imposible resistirse a su ‘lechazo’ acompañado de un buen vino. Con el plus de que solo en los bares de Aranda te puedes tomar un vino de la casa y que, con toda probabilidad, sea un Ribera del Duero como poco.

La ciudad interior

Uno de los grandes atractivos turísticos del municipio son sus Bodegas del siglo XV. Más de siete kilómetros de galerías que conectan una bodega con otra, como si de una ciudad subterránea se tratara, hacen la visita a las Bodegas Históricas una experiencia curiosa y diferente. Nosotros visitamos la Bodega Histórica Don Carlos (Calle Isilla, 1 esquina Josefina Arias de Miranda), de origen medieval y donde además de degustar varios vinos, ofrecen una original teatralización histórica. Está en pleno centro de Aranda de Duero, así que pilla a mano de todo.

Blogueros Viajeros www.blogueroviajeros.com

La visita cuesta 5 euros por persona (tarifa 2011), pero hay otras bodegas históricas cuya visita es gratuita como las del restaurante El Lagar, el mejor restaurante según los arandinos, donde también hicimos parada para degustar sus famosos lechazos y sus premiados pinchos calientes. Una recomendación: probar el pincho de Soufle de Bacalao. Delicíoso, incluso para los poco fans del bacalao, como yo.

Como no solo de comer y beber vive el viajero, con la vista también se puede saborear cada rincón del casco viejo arandino. Un punto para empezar la visita turística puede ser el monumental templo de Santa María La Real. En pleno casco histórico de Aranda de Duero se alza majestuoso este templo con aires de Catedral. Merece la pena ser visitado por la noche por el espectacular efecto de la iluminación en sus filigranas góticas.

20110926-001655.jpg

¡Top Tip!

Los más poperos saben bien que en Aranda de Duero, además del vino, el cartel del Sonorama Ribera mejora con los años hasta haberse convertido en uno de los festivales de música pop rock de referencia en España, amén de ser el más importante de Castilla y León. El festival suele celebrarse a mediados del mes de agosto.

Aranda de Duero Blogueros Viajeros

Coordenadas GPS: 41°40′17″N 3°41′11″O


Monsaraz, mágico y pintoresco

A pocos kilómetros de la frontera con España (a 102 Km. desde Badajoz para ser exactos) y de camino a la ciudad de Évora, se encuentra esta pintorésca y bonita villa de origen árabe, Monsaraz . Todo un descubrimiento para los que conocemos aún poco de nuestro vecino Portugal.

Solo por las increíbles vistas al Gran Lago de Alqueva, el mayor lago artificial de Europa, merece la pena. Pero no solo las vistas son un atractivo para visitarlo, las puestas de sol sobre la estepa del Alentejo Central desde la terraza del Café Restaurante Xarez son una increíbles. Vamos, que no hace falta irse a Ibiza para vivir la puesta de sol más espectacular del verano. Una recomendación personal: no te vayas sin probar la carne a la piedra acompañada por verduras asadas. Si eres carnivoro como yo vas a disfrutar de lo lindo.

La tranquilidad casi mágica, la luz atlántica y el trazado casi laberíntico de las calles empedradas hacen que quieras quedarte a vivir allí para siempre. Algo así debieron pensar Gilberto y Joan cuando decidieron montar el mejor hotel de Monsaraz, Casa Pinto.

Un hotel boutique diferente, donde las antiguas colonias portuguesas sirven de inspiración para convertir cada una de sus cinco habitaciones en una experiencia en sí misma. Si quieres darle el toque romántico a tu viaje, no dudes en alojarte en Casa Pinto. La atención de Joan y Gilberto te van a hacer sentir como en casa. En pocos sitios que he visitado preparan el desayuno con tanto arte.


Monsaraz tiene menos de 1000 habitantes, pero mucho encanto por metro cuadrado. En sus calles empedradas y casas encaladas podemos desde comprar productos regionales (lojas) en tiendecitas como Mufla, Loja da Mizette o Coisas de Monsaraz o visitar su patrimonio histórico de esta localidad que aspira a ser Patrimonio de la Unesco, como su castillo con vistas a la frontera con España y el Museo de Arte Sacro, las diferentes puertas árebes del pueblo (Vila, Évora, Alcoba y Buraco) o la Casa de la Inquisición.

Coordenadas GPS: 38°25′60″N 7°22′60″O