Archivo de la categoría: Quiero desconectar

Próximo Destino: Formentera

20140628-190532-68732377.jpg


Gredos, belleza interior

¿Viajar al centro de la Tierra, sentirse Tarzán o Jane saltando de árbol en árbol, atravesar un bosque sobre un corcel blanco cual Águila Roja o alunizar en mitad de una plataforma de montañas glaciares? La Sierra de Gredos (Ávila), el corazón pétreo de España, está llena de vida y experiencias increíbles que ni de lejos te esperas.

www.bloguerosviajeros.com

Hay fines de semana que parecen unas auténticas vacaciones. Con esa sensación, te vuelves de Gredos. Ésta es la crónica detallada del blogtrip que hicimos hace unos días invitados por el portal VenAGredos.com, a quien agradecemos la oportunidad de conocer un entorno natural único que te atrapa desde el primer instante. Te bastan dos días para sentir el flechazo por uno de los Parques Regionales con más atractivos turísticos del país, al que pensamos volver en cuanto sea posible.

Día 1 – La senda del silencio

Partiendo desde Madrid, el mejor acceso a la cara Norte de la Sierra de Gredos es por la autovía de peaje AP51 hasta Ávila y luego enganchamos la N502 (dirección Talavera de la Reina) hasta Venta Rasquilla, desde donde podremos acceder a pueblos como Hoyos del Espino, San Martín del Pimpollar o Navarredonda de Gredos. Si por el contrario queremos acceder desde la cara Sur de Gredos, la ruta recomendada desde Madrid es vía Talavera de la Reina (A5), desde donde se llega fácilmente a Arenas de San Pedro, Guisando o Mombeltrán, en pleno valle del Tiétar.www.bloguerosviajeros.com


Como nuestra idea era conocer a fondo la Sierra de Gredos, en sus vertientes Norte y Sur, optamos por establecer el ‘campamento base’ en Hoyos del Espino, el pueblo mejor comunicado con el Macizo Central y La Plataforma de Gredos. Allí nos alojamos en el hostal La Mira de Gredos. Lo primero que sorprende (y para bien) es que para ser denominado hostal ofrece mejores servicios y equipamientos que muchos hoteles que hemos visitado en los últimos años. Por tener, nuestra habitación doble (53 € tarifa noviembre 2011) tenía hasta DVD y baño francés, entre otros extras. La decoración es acogedora y cálida -sin excesos- y la cama bastante cómoda. Tiene parking privado y cubierto, wifi gratis y un restaurante Gourmet con platos muy elaborados.

www.bloguerosviajeros.comAdemás de tener posiblemente las mejores vistas de la Sierra de Gredos desde su restaurante mirador, el desayuno, sin ser demasiado variado, está delicioso y preparado al momento. Unas vistas como éstas ganan mucho acompañadas por sus bizcochos caseros, tostadas tradicionales o un crujiente croissant a la plancha. Además de un zumo de naranja o un café calentito a tu gusto. Así da gusto madrugar.

Siempre recordaremos nuestra primera noche en Hoyos del Espino por el olor a leña y el silencio de la noche, a ratos quebrado por el tintineo de las vacas pastando en los campos. La verdad es que este otoño está siendo muy suave y la temperatura era muy agradable.

Esa primera noche, aprovechamos el hecho de salir a cenar para dar una vuelta de reconocimiento al pueblo y, de paso, probar las típicas patatas revolconas (patatas machacadas con pimentón y torreznos). Acertamos eligiendo El Plantió para cenar. Buenas raciones de ibéricos a muy buen precio, papatas revolconas, tostas variadas… en un local amplio y luminoso. Otras opciones recomendables, tanto para comer o cenar en la zona son el Drakar, La Bodeguilla o Venta La Rasquilla.

www.bloguerosviajeros.com

Día 2 – Otoño entre ríos, pinos y piedras

Si hay una época perfecta para conocer Gredos, son el otoño y la primavera. La impresionante paleta de colores que se mezclan en el paisaje va desde el los anaranjados, amarillos y rojos al verde lima casi fosforito del musgo del granito grisáceo. Otoño a todo color en Gredos. www.bloguerosviajeros.com

Si quieres disfrutar de este lienzo otoñal, te recomendamos seguir el camino paralelo al río Barbellido, que une La Plataforma de Gredos con Navacepeda de Tormes. Desde este municipio, se ven unas puestas de sol espectaculares.

En este segundo día, fuimos a La Plataforma de Gredos, que es el punto de partida de todas las excursiones al Circo de Gredos y punto de encuentro de montañeros de todas partes del mundo. Como no somos expertos montañeros no íbamos demasiado preparados para las 2 horas y media de ida hacia la Laguna Grande (y otras tantas, a la vuelta), por lo que tuvimos que conformarnos con subir unos 2 o 3 kilómetros a duras penas. Ya sabemos para otra vez que a la Sierra de Gredos hay que llevar; guantes y gorro, ropa de abrigo, calzado deportivo cómodo y dos bastones de marcha.

www.bloguerosviajeros.com

De camino a La Plataforma de Gredos, paramos en la Casa del Parque, que pertenece a la red de Centros de Interpretación de Castilla y León. Un espacio que sirve de preludio de todo lo que se puede disfrutar después sobre el plano. La Casa del Parque hace las veces de oficina de Turismo de la zona y aquí, sus coordinadoras (Belén, Yolanda, Mercedes y Miriam) nos aportarán toda la información necesaria para sacarle el máximo partido a nuestra visita. El espacio cuenta con biblioteca temática, sala audiovisual, exposiciones temporales, entre otras actividades. Además, son muy amables y se les nota que disfrutan de su profesión.

www.bloguerosviajeros.com

Justo enfrente de la Casa del Parque, se encuentra el Parque de Aventuras Pinos Cimeros, con varios circuitos de arborismo para todos los públicos y con distintos niveles de dificultad. Una propuesta diferente y emocionante para disfrutar de la naturaleza como nunca antes. Tirolinas, puentes tibetanos, escalas… Eso sí, está todo pensando para que ni la persona, ni el árbol sufran un rasguño según nos cuenta Guillermo, uno de los socios del parque.

A última hora de la tarde nos acercamos a uno de los espacios naturales más bellos de la calle Norte de Gredos, Las Chorreras. Si te gusta el paisajismo y quieres hacer fotos del otoño más espectacular, no te lo pierdas. El acceso desde Hoyos del Espino no está asfaltado, por lo que os recomiendo bajar desde Navarredonda de Gredos y girar a la derecha al llegar a la bifurcación del final de la carretera. Si te apetece preparar tus propias excursiones te recomendamos echar un vistazo a este enlace: http://t.co/UIpCaSt0

www.bloguerosviajeros.comwww.bloguerosviajeros.com

Día 3 – El Valle ‘encantado’ del Tiétar

Gredos tiene dos caras. La Norte más agreste y seca. La Sur más verde y lluviosa. Es impresionante pasar de una a otra en menos de una hora cruzando el Puerto del Pico por la N502 hacia Talavera de la Reina. Los montes más altos de Gredos ejercen de infranqueables muros atrapanubes, que dejan entrever el espectacular Valle del Tiétar desde el Puerto del Pico. Desde aquí las vistas son sobrecogedoras, casi a vista de pájaro. En este punto, no podemos pasar por alto la visita a la calzada romana que sinuosa baja hasta el valle. Una lección de historia en vivo.

www.bloguerosviajeros.com

Puede sonar a coña, pero el planning del blogtrip indicaba que pasaríamos la mañana en la Parra -un pueblo cercano a Arenas de San Pedro-. Nada más lejos de la realidad, Gredos Cultural y Gredos Ecuestre nos habían preparado una ruta activa a caballo por el monte.

www.bloguerosviajeros.comGabi y sus hijos nos recibieron con los brazos abiertos y nos explicaron cómo hacernos con los caballos en un abrir y cerrar de ojos. La verdad es que aunque no hayas montado a caballo en tu vida, ellos te preparan para que disfrutes del paseo desde el minuto cero. El paseo básico, de dos horas de duración, cruza bosques frondosos de pinos y helechos que bien podrían ser el escenario de una película. Nosotros montamos a Lince y Arquero, dos caballos preciosos y dóciles, sobre todo Lince. El desnivel del terreno y las raíces de los árboles le dan emoción al paseo, ya que descubrirás la pericia de tu propio caballo ante las ‘adversidades’ del camino. Gabi siempre está pendiente de la manada y, sobre todo, de los jinetes visitantes.

www.bloguerosviajeros.com

Antes de volver a casa, nos acercamos a las Cuevas del Águila, cerca de Arenas de San Pedro. Los 7 euros que cuesta la visita (tarifa noviembre 2011) merecen la pena. En los 30 minutos que dura la visita de un kilómetro de recorrido, te llegas a creer que has viajado al centro de la tierra como lo hubiera hecho el mismísimo Julio Verne. No podrás dejar de mirar sus impresionantes estalactitas tubulares y cortinas colgantes, las formaciones de estalagmitas del tamaño de un elefante te dejan boquiabierto. No podrás dejar de mirar el techo y sus caprichosas formaciones calizas, aunque os aconsejo mirar los charcos de agua estancada que hacen las veces de espejo y muestran la profundidad de la gruta.

www.bloguerosviajeros.comwww.bloguerosviajeros.com

¡Concurso viajero!

¿Quieres vivir esta experiencia en primera persona? BloguerosViajeros.com y VenAGredos.com te invitan a pasar un fin de semana en Gredos. Permanece atento al blog para saber cómo conseguirlo. Mañana te daremos más pistas.

www.bloguerosviajeros.com

Coordenadas GPS: 40°15′N 5°13′O


Próximo destino: Gredos

Ya está todo listo para nuestro primer blogtrip de la temporada. Este fin de semana, nos vamos a Gredos. Más concretamente a Hoyos del Espino, donde instalaremos nuestro campamento base en el Hostal Restaurante La Mira de Gredos. Ya de primeras y, por lo que hemos visto en las fotos de su web y en su página de Facebook, además de ser un sitio pintoresco, se debe comer de lujo. Debe ser que el frío abre el apetito.

El fin de semana se nos va a hacer corto con todo lo que tenemos planeado hacer. Por cierto, nos ha sido muy útil la información recogida en el portal VenAGredos, una auténtica ‘enciclopedia’ de la Sierra de Gredos. Viendo las recomendaciones de otros usuarios de esta comunidad de viajeros enamorados de la sierra de Gredos, me sorprede la cantidad de cosas que se pueden hacer allí.

Nosotros por lo pronto, tenemos pensado hacer una ruta cultural a caballo con Gredos Ecuestre por el entorno de Arenas de San Pedro (en la cara sur de la Sierra de Gredos). Tampoco vamos a perder de vista la cara norte, visitando la Casa del Parque de Sierra de Gredos, a través de la Fundación Patrimonio Natural Castilla y León.

Un blogtrip de Bloguerosviajeros.com

¡Como no ibamos a estar ilusionados con el blogtrip que se avecina! Con las buenas referencias que tenemos de esta zona abulense, y lo que hemos leído en las opiniones de varios usuarios de VenAGredos, no es para menos.

Parece ser que hasta los picos más altos del Macizo Central nos van a recibir con sus mejores galas, las primeras nieves de la temporada. En un par de días cambiaremos el contaminado aire de la Gran Vía madrileña por el aire de montaña.

Nos vemos en Gredos. Os contamos la experiencia y mucho más, a la vuelta. Natalia y José.

Coordenadas GPS: 40°15′N 5°13′O


Menorca, la isla bonita

No es que el resto de las Islas Baleares sean más feas. Ni mucho menos. Pero es que en cuanto uno pone el pie Menorca se da cuenta de que, muy a pesar del turismo, la isla mantiene intacto su sex-appeal original. Es de lejos, además, la isla más verde y mejor conservada del archipiélago balear.

20110912-212637.jpg

Si estabas buscando una isla para perderte, la acabas de encontrar. Menorca no tiene nada que envidiarle a esas playas del Caribe que a todos se nos antojan paradisíacas incluso sin haberlas pisado.www.bloguerosviajeros.com

Eso sí, hay que tomárselo con calma porque por pequeña que parezca (tiene un superficie de 700 kilómetros cuadrados de extensión), unas 50 calas solo son accesibles a pie o en barco. Nosotros, en un par de ocasiones y tras un pateo de hora y media, estuvimos a punto de tirar la toalla y no precisamente en las deseadas calas vírgenes. No siempre merece la pena la caminata, pues te puedes llevar la sorpresa de que una excursión de italianos con pinta de haber empalmado el día con la noche anterior tengan tomada la cala, como nos pasó en Macarella. Por eso, el primer consejo viajero es visitar la isla cualquier otro mes que no sea agosto. Aunque Menorca tenga fama de ser un remanso de paz, con miles de turistas por todas partes es prácticamente imposible.

20110912-212506.jpg

Menorca no es lugar ni para gente impaciente, ni en baja forma física. El acceso a calas como El Pilar o Alocs, en el noroeste de la isla o la famosa Macarelleta, en el suroeste, requieren buena condición física y mucha paciencia, como poco. Claro que el esfuerzo merece la pena, sobre todo en las calas de la costa sur de la isla como Cala en Turqueta, Macarelleta, Mitjana o Calascoves.

20110912-212434.jpgSi quiere moverte en coche, de cala en cala, tendrás que madrugar porque sobre las 10.30 de la mañana cierran los aparcamientos más cercanos a Cala Mitjana o Macarella. Es preferible ir temprano antes de que se llene.

Aunque sea mundialmente conocida por su costa, las ciudades menorquinas son todo un descubrimiento, tanto por el aire isleño que te hace desconectar de todo. Si tuviera que elegir entre Maó y Ciutadella, me quedo con esta última que sin ser la capital tienemás encanto y unas puestas de sol espectaculares (las mejores de la isla se pueden contemplar desde el Faro de Punta Natí, a 10 minutos en coche de Ciutadella o desde el Faro de Cavalleria).

20110912-212538.jpgEn Ciutadella descubrimos un restaurante italiano, Oristano, que en su carta combina cocina italiana con platos típicos menorquines y todo está buenísimo. En verano, tienen terraza a pie de calle y en el piso superior con hiedra trepadora y farolillos, creando un ambiente muy especial, isleño y romántico.

Tampoco podemos irnos de la isla sin sentarnos en la mesa del que probablemente sea el mejor restaurante de Menorca, el Ca Na Marga, un restaurante familiar situado en la carretera que va desde Es Mercadal a Fornelles. Las carnes a la brasa son su especialidad, aunque después de probar otros platos, todo lo hacen con muy buena mano.

Los tesoros de la isla

La Menorca interior ha sido en este viaje todo un descubrimiento. Pueblos como Alaior, Es Migjorn Gran o Ferreries ofrecen la cara más autóctona de la isla balear. Encima se come de lujo. Y para muestra, las tapas del Bar Peri, en pleno centro de Es Migjorn Gran. Tapeamos de lo lindo por solo 15 euros/dos personas. Aunque no sea un población de interior, otro tesoro escondido de la isla es el municipio de Binibèquer Vell, un pueblo marinero restaurado en 1972 por donde los últimos rayos del sol juegan a perderse a última hora de la tarde. Con un escenario así, las mejores fotos del viaje están aseguradas.

20110912-212837.jpg20110912-212732.jpg

Coordenadas GPS: 39°48′00″N 3°70′00″E



Almería, el último paraíso

Playas de AlmeríaHablar de Almería es sinónimo de buena vida. La capital andaluza menos andaluza de todas va por libre y ahí, está su verdadero encanto. El clima, la comida y su playas vírgenes son un triángulo de las bermudas del que no es fácil escapar. Almería es mucho más que una ciudad de origen árabe, -la fundó en el año 955 d.C., Abderramán III-. Es uno de los últimos paraísos de Europa del que os voy a contar algunos secretos para disfrutarla como pocos lo han hecho.

Turismo AlmeríaTurismo Almería

De visita obligada, en una ciudad aparentemente sin interés turístico, está su Alcazaba -en verano hay visitas nocturnas muy interesantes-, donde además de uno puede sentirse como un califa contemplando una puesta de sol mediterránea. De camino a la Alcazaba, el centro histórico esconde lugares no turísticos que os sorprenderán como el patio de la Escuela de Artes y Oficios o los recién restaurados baños árabes en la Plaza Vieja. En esta zona, especialmente en la calle Trajano y alrededores, abundan los bares de toda la vida donde podemos degustar generosas tapas ¡gratis! que acompañan las bebidas. De ahí que los almerienses no queden para cenar si no para ‘tapear’.

Eso sí, a la brillante idea de acompañar la caña con un consistente aperitivo, uno se acostumbra demasiado rápido. Así los más sibaritas que quieran subir de nivel y probar verdaderas tapas delicatessen que se acerquen a El Brindi. Nunca he probado un tinto de verano tan bien preparado.

Mandala Almería Mandala Mojacar

Con tanto tinto y tanta cañita es fácil acabar más contentillo que Ortega Cano en una boda, pero uno saca fuerzas de donde no las hay para tomarse ‘la penúltima’ en los sofisticados locales de moda de la noche almeriense. Mi recomendación personal, tanto por el público como por la decoración, es el Mandala Almería o la Sala Cibeles.

No quiero terminar este post sin desvelar el tesoro más preciado de Almería y su provincia: sus playas. La verdad es que después de recorrerme Almería, de punta a punta, su costa merece un post solo para recomendar las mejores playas y calas. Aunque lo mejor es descubrirlo por uno mismo. Mis playas favoritas: Los Muertos (Carboneras), Mónsul (San José), Aguamarga, El Playazo (Vera) y Los Escullos (Níjar).

Parque Natural Cabo de Gata Playas Almería

Coordenadas GPS: 36°50′″N 2°28′03″O