Archivo de la etiqueta: consejos para nueva york

Nueva York, ¡pasen y vean!

bloguerosviajeros.com

Nueva York, la megápolis por excelencia, es una ciudad estimulante, intensa, sobrecogedora y fotogénica como ningún otro lugar del mundo. El turismo urbano en su máxima expresión. Y es que nunca has vivido lo suficiente hasta que pones un pie en la Gran Manzana. Donde todo se vive en full HD y cualquier cosa es posible. Un espectáculo en vivo, en el que por unos días te sientes protagonista de una gran experiencia vital. Así fue la nuestra.

bloguerosviajeros.com

bloguerosviajeros.comEn la ciudad donde los rascacielos se hacen sombra unos a otros y compiten por salir en la foto del skyline oficial, no hay espacio para el aburrimiento. Como dicen los americanos parafraseando a Benjamin Franklin, “Time is money”, y en Nueva York el tiempo y el dinero, vuelan. Pero si de verdad queremos disfrutar de una experiencia inolvidable, lo aconsejable es relativizar ambos factores; Nueva York no es tan cara como dicen si sabemos cómo y dónde movernos y 24 horas dan mucho de sí organizando bien nuestra visita. Como en cualquier otra gran ciudad, lo que realmente sale caro es improvisar. Por eso, en este post también hemos recopilado algunos restaurantes y tiendas donde los dólares cunden más de lo habitual.

bloguerosviajeros.com

Si llegas a Nueva York vía JFK, ni se te ocurra coger un taxi o un minibus privado. Por solo 7 dólares (tarifa diciembre 2012) tienes una conexión directa con las líneas A, E, J y Z del metro. Y de ahí al Midtown en un periquete si tenemos la suerte de subir en algún tren Express (estos trenes paran en las estaciones más importantes mientras que el Local hace todo el recorrido de la línea). Es fácil hacerse con el metro siguiendo las simples indicaciones de Up & Down, -si subes o bajas desde el centro de Manhattan-.

bloguerosviajeros.com

¡Esto es Nueva York!

Nueva York, posiblemente una de las ciudades más fotografiadas del planeta Tierra, donde al cruzar una esquina uno tiene la sensación de vivir un eterno Déja Vu. Es lo que tiene ser una de las ciudades más filmadas del mundo. Seguro que se os ocurren cientos de películas con Nueva York como ‘actor’ de reparto.

Llegar a Nueva York es lo más parecido a entrar en un Parque de Atracciones y sentir el ansia de querer subir en todo, verlo todo y tocarlo todo. La Gran Manzana te engulle desde el primer momento. ¿Preparados para sufrir tortícolis transitoria? Nunca te sentirás tan grande y tan pequeño a la vez.

bloguerosviajeros.com

bloguerosviajeros.comPara hacernos una idea a escala de la ciudad, nada como ver esta gran urbe a vista de pájaro desde cualquiera de sus emblemáticos observatorios: el Rockefeller Top of the Rock y el Empire State Building. Lo mejor es subir al Top of the Rock, a mediodía y visitar el Observatorio del Empire State, al atardecer o  anocheciendo. Ambas visitas, merecen la pena, aunque desde este segundo se pierde la espectacular vista a Central Park que ofrece el Top of the Rock.

El gran pulmón verde de la ciudad de Nueva York, con más de trescientas hectáreas donde perderse o incluso perder el tiempo. El contrapunto a la esquizofrenia urbanita y el patio de recreo de los neoyorquinos, donde lo mismo practican escalada, pasean a sus mascotas, hacen tai chi o bailan tango.

bloguerosviajeros.com

Remixin’ NYC

Nueva York es una ciudad de contrastes, de mestizaje, de infinitas posibilidades, tantas como las que caben en cada calle de sus barrios. Cada cual con sus señas de identidad, desde el emergente barrio de Chelsea (no dejar de visitar su renovado Chelsea Market) al caos ordenado de Chinatown, pasando por la cada vez más ‘little’ Little Italy o el consumismo enfermizo de la Quinta Avenida. Todos tienen mucho que ver, pero más nos vale organizarnos o nos dejaremos cosas en el tintero. En la página oficial de Turismo de NYC, hacen una selección de impresceindibles que nos pueden ayudar a decidirnos qué queremos ver: http://www.nycgo.com/slideshows/international-must-see-nyc-spanish

bloguerosviajeros.com

Moverse por Nueva York es sencillo, ya que el callejero es una cuadrícula perfecta a excepción de Lower Manhattan/Battery Park (a partir de la calle 14). Las doce avenidas cruzan Manhattan de Norte a Sur y las calles lo hacen de Este a Oeste, siguendo ambas la numeración ordinal. Eso sí, las distancias son enormes y por eso, lo mejor es moverse por zonas o barrios. Empezando por Midtown, Time Square/Broadway, Central Park, SoHo/Chelsea/Meatpacking, Chinatown/Little Italy para acabar pateando el Downtown/Wall Street/Zona Cero.

bloguerosviajeros.combloguerosviajeros.com 207859_1035725329445_1819_nbloguerosviajeros.com

El arte de regatear en Chinatown

Adentrarse en Chinatown, con la única misión de comprar imitaciones de marcas de lujo es una aventura en sí misma. Eso sí, tiene su intringulis. Nosotros, al segundo intento, encontramos alguna ganga si se compara con el precio del bolso original, claro. Siendo turista -algo que llevamos escrito en la frente-, es fácil cruzar la bulliciosa Canal Street y que nos ofrezcan Rolex, bolsos de Louis Vuitton, carteras de Gucci… Entre los típicos vendedores encontraremos chinos y negros, personalmente recomiendo los primeros porque la experiencia es más curiosa y freak.

bloguerosviajeros.comAhora es el momento de poner en práctica el arte del regateo, para lo que aconsejamos seguir estos consejos:
1. No caigas en la trampa de cerrar un precio antes de ver el producto, porque entonces nos ofrecerán algo de mala calidad.
2. Insistid en verlo y si es posible acompañad al vendedor a donde guarda la mercancia. Visitar la trastienda de muchos negocios de Chinatown es una experiencia muy auténtica. Solo apta para los más valientes, eso sí.
3. Huele, toca, repasa los acabados como si trabajaras en el Departamento de Control de Calidad. Y solo entonces, preguntar el precio.
4. Sea cual sea la respuesta, poned cara de susto y empezad a regatear un 1/3 de lo que nos digan.
5. Cuando ya os hayan ofrecido un precio a la baja, es el momento de hacer el amago de irse. Tranquilos, os harán una oferta irresistible y “everybody’s happy”, como dicen al cerrar el trato.

Como colofón a una entretenida tarde ‘de negocios’ en Chinatown y a pocas paradas de metro, cerca de Union Square (E 18th con Irving Place), os recomiendo cenar en Petes Tavern, porque además de comer muy bien a buen precio, puedes encontrarte a Johnny Depp, Tim Burton, Angelina Jolie o al mismísimo Harrison Ford cenando en la mesa de al lado y salir del local, con la cuenta autografiada. Es, además la taverna más antigua de la ciudad de Nueva York.

bloguerosviajeros.com

Algo a tener muy en cuenta en muchos restaurantes de Nueva York es que la cerveza es muy cara (alrededor de los 8 dólares) y del vino mejor ni hablamos, -casi un artículo de lujo- (a 13 dólares la copa, como poco), pero es habitual que los camareros sirvan agua (‘tap water‘) como cortesía de la casa y sin coste extra. Se agradece, teniendo en cuenta que en muchos lugares las propinas (‘tips‘) son casi obligatorias y la cena de marras puede irse de las manos. Las tips ‘oficiales’ se mueven entre el 10%, 15% y 18% del total de lo consumido, según lo satisfechos que quedemos por el servicio recibido.

bloguerosviajeros.com

El imperio del Neón

Una de las cosas que hay que hacer nada más llegar a la ciudad es dejarse caer por el corazón de la Gran Manzana. Realmente impresiona. Times Square y Broadway no son lugares que pasan desapercibidos por motivos obvios. Time Square es algo así como el patio de recreo de Nueva York, donde se mezclan los Naked Comboys, policias a caballo, Cheaseleaders, hordas de turistas japoneses o imitadores de Spiderman dirigiendo el tráfico de la 44th.  Una sobrestimulación visual no apta para agorafóbicos o hipersensibles a la luz, pero que te atrapa como si fueras un insignificante mosquito.

NYC BloguerosViajeros.comCaptura de pantalla 2013-02-17 a la(s) 22.34.25

El mayor espectáculo de Broadway (W 42th) es la vida misma en un escenario abierto y donde todos forman parte de esta performance callejera. La oferta de musicales, comedias o Night Late Show es interminable y apta para todos los públicos y bolsillos. La reventa es algo mucho más normal de lo que en España estamos acostumbrados e incluso, en pleno Time Square -bajo la escalera mirador rojas- podemos conseguir entradas a mitad de precio para el mismo día de la función e incluso menos. Solo es cuestión paciencia y un poco de suerte.

Nosotros conseguimos entradas a mitad de precio para el musical de Spiderman: Turn Off The Dark. Y fue sencillamente, increíble. Muy recomendable, aunque tampoco dejaría de ver The Lion King, otro de los musicales más vistos de Broadway.

Cena panorámica

Si Time Square impresiona a pie de calle, ni te imaginas desde lo alto del restaurante giratorio The View con vistas 360º a toda la ciudad. Se entra por el lujoso hotel Marriot y se sube en unos ascensores supersónicos que ya de por sí son una experiencia. El acceso a The View es libre y podemos tomar desde un cocktail a probar su cena buffet (desde 19 dólares -a partir de las 8.00 PM cobran 8 dólares por cubierto- según tarifa diciembre 2012). Un consejo: que no os saquen la pasta en el restaurante, mejor subir directamente al Cocktail Bar, porque la vista es igual de impresionante y los precios son más económicos.

bloguerosviajeros.com

Además de una gran oferta de ocio y entretenimiento, la cultura ocupa en Nueva York el lugar que merece con algunos de los mejores museos del mundo, desde el MoMa al Guggenheim, pasando por Museo de Historia Natural -sí el de la película ‘Noche en el Museo’ de Ben Stiller- o el más espectacular de todos: el Metropolitan (MET). Una visita imprescindible y mucho más si llegas a tiempo para una de las visitas guiadas en español por Isabel o Alejandra. La humanidad a través de sus iconos y expresiones artísticas. Muy bestia todo. Como se puede salir y entrar con la chapita que nos darán, merece la pena acercarse a comer a E.A.T (Madison Ave. 80th 81th), un sitio de sándwiches, ensaladas y tartas dignas de estar en un museo.

bloguerosviajeros.com

217590_1035848972536_9722_n

Locos por el Shooping

En Nueva York salir de compras es sinónimo de visitar la Quinta Avenida, la avenida del Shopping neoyorquino por excelencia. Hay tiendas para todos los gustos y bolsillos, aunque si no quieres perder todo el día de compras, lo mejor es visitar los históricos Macys. Aprovechando la visita al Empire State Building, hicimos parada en los vetustos almacenes, que ofrecen un 10% de descuento directo sobre todos los artículos excepto perfumeria, electrónica y cosmética. Aunque no sea temporada de rebajas se pueden conseguir algunas cosas a buen precio sobre todo en marcas americanas como DKNY, Levis o Calvin Klein. Eso sí, nunca comparable con las gangas que en el Outlet urbano por antonomasia, el famoso Century 21 en Lower Manhattan y frente a la concurrida zona Cero.

Si viajas con niños o te quieres volver a sentir un poco como Tom Hanks en la película Big, apunta en tu plan de viaje una visita a la juguetería FAO Schwarz (E 58th). Aquí es dónde está el Big Piano de la susodicha película de los ochenta. Además dan clases para tocarlo, eso sí, con los pies.

bloguerosviajeros.com

Más allá de Manhattan

Aunque Manhattan acapare todas las miradas de los turistas y se lleve los honores, Nueva York es mucho más que el ajetreo de la Quinta Avenida y la sobreestimulación lumínica de Times Square. Si la agenda lo permite, es muy recomendable salir de la ‘isla’ para descubrir verdaderos tesoros en la calles de otros barrios o distritos como Harlem, Bronx, Brooklyn, Queens, y Staten Island.

20130218-023941.jpg

En la zona más alta de Manhattan se encuentra uno de los barrios neoyorquinos más auténticos, Harlem. El histórico feudo de la comunidad negra y, por ende, de la misa Gospel, el Jazz y la típica gastronomía Soul Food. Os recomiendo empezar la visita por lo que se conoce como El Barrio (104 th East Harlem), la zona puertorriqueña de Harlem con sus típicas canchas de baloncesto enrejadas, los huertos urbanos comunitarios y el Museo del Barrio.

bloguerosviajeros.comEn la 125th encontramos el corazón de Harlem, donde se mezclan peluquerías Afro con curanderos africanos, rastafaris y el mítico Apollo Theatre que vio triunfar a grandes entre los grandes, Michael Jackson, Ella Fitzgerald o Billie Holliday. Hacen visitas guiadas, de lunes a domingo a las 11 horas.

No nos podemos marchar de Harlem sin probar la típica comida Soul Food en uno de los mejores sitios que descubrimos en este viaje a Nueva York, el Sylvia’s Soul Food entre la 126th y 127th. Los domingos organizan shows de Gospel en directo. Aunque si queremos vivir una misa Gospel como Dios manda, lo mejor es acudir un domingo a las 11.00 a la Abyssinian Baptist Church y conocer a su carismático pastor.

Otra excursión imprescindible y ¡gratuita! es subir al Ferry que une Manhattan con Staten Island para ver la bahía de Lower Manhattan y de paso, alzar la mano para saludar a la minúscula estatua de la libertad, empequeñecida por la distancia y por los gigantescos rascacielos. Este ‘pequeño crucero’ sale desde la estación marítima de Battery Park (http://www.siferry.com/)

bloguerosviajeros.com

¡Top Tip!

La tarjeta turística New York Passofrece descuentos en más de 70 atracciones tales como el Museo de Cera de Madame Tussauds, el Empire State Building, Top of Rock, el MoMa o la Estatua de la Libertad, entre otros. Además si los compras por internet sueles ahorrar unos dólares en cada pase.

Fascinante como pocas. Nueva York es un gran Parque temático del ocio y el consumo. El espejo del estilo de vida capitalista donde otras grandes urbes se miran. Una ciudad construida a lo grande para disfrutarse sin medida. Será por eso que los neoyorquinos repiten hasta la saciedad un consejo al visitante: Enjoy!

bloguerosviajeros.com

Coordenadas GPS: 40°43′00″N 74°00′00″O

Audio FX: Este post se redactó mientras sonaba el disco The Element of Freedom, de la cantante y compositora neoyorkina Alicia Keys (J Records 2009) y la BSO del musical Spiderman: Turn off the Dark (Interscope 2011).

Anuncios