Archivo de la etiqueta: Unesco

Génova, anclada al pasado

20120726-183429.jpg

La ciudad que vio nacer a Cristobal Colón está, paradójicamente, aún por descubrir por el gran público. Génova asume con resignación un discreto segundo plano en los circuitos turísticos italianos. Muy a pesar, eso sí, de ser parada obligada de la mayoría de los cruceros que cruzan el Mediterráneo. No obstante, puede que esa discreta posición le permita conservar intacta su esencia. Porque, Génova es sobre todo una ciudad auténtica, -ni bonita, ni fea-, una ciudad que se muestra tal cual. Sin maquillaje.

20120726-183200.jpg

20120726-183525.jpg

Génova es el extremo opuesto a Milán. Si Milán es pretendidamente elegante y escrupulosamente aseado, Génova tiene un aire arrabalero y descuidado, donde no faltan fachadas agrietadas y descoloridas, calles estrechas y sórdidas o los más lúgubres soportales. No es raro que nada más llegar a la Estación Porto Principe uno se pregunte, ¿Y a mi qué coño se me ha perdido aquí? La respuesta solo la encuentras callejeando. Pronto te das cuenta de que el verdadero encanto de Génova es su autenticidad. Es fácil cerrar los ojos e imaginar la Génova de hace 5 siglos, atestada de marineros, comerciantes y gente de toda calaña.

La capital de la región de Liguria ofrece mucho más de lo que cabe esperar por esa agridulce primera impresión. Lugares mucho más cuidados, como su remodelado Porto Antico reconvertido en un espacio de recreo donde se mezclan genoveses y turistas. 20120726-183123.jpg

No es para menos, ya que desde la celebración del V centenario del descubrimiento de America en el año 1992, el puerto ha ido sumando atractivos turísticos como el segundo Acuario más grande de Europa -destronado años más tarde por L’Oceanografic valenciano-, el Museo del Mar, el galeón pirata de Roman Polanski o el ascensor panorámico con visión 360º -el Bigo, como lo llaman los genoveses-. Por 4 euros (julio 2012) uno puede a contemplar desde las alturas el balcón genovés.

20120726-183111.jpg

Otros lugares imprescindibles de la ciudad son la Piazza Ferrari con su famosa fuente -icono consolidado de la ciudad- y sus vías comerciales, a izquierda y derecha, Via Dante y Via XX Settembre. Desde la misma Piazza Ferrari se llega a Piazza Dante, donde se puede visitar la casa natal de Cristofor Columbus. Otro punto imprescindible en nuestra visita a Génova es la iglesia de San Lorenzo, con sus leones postrados en las escaleras, convertido en otro de los reclamos turísticos de la ciudad.

20120726-182938.jpg

De Palazzo en Palazzo

A pesar de ser, como decíamos al comienzo del post, una de las ciudades menos turísticas de Italia, merece la pena perderse en sus calles para encontrar tesoros inesperados como la Via Garibaldi, un oasis en mitad del decandente arrabal, donde los Palazzos compiten por reinar esta calle peatonal.

20120726-182845.jpg20120726-183759.jpg

Todos estos Palazzos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y muchos de ellos pueden ser visitados, para lo que recomendamos informarse de horarios y precios en la oficina de información turística, en mitad de la propia Via Garibaldi.

No podemos marcharnos de Génova sin probar su visión de la gastronomía italiana con especializades locales como las foccacia di formatgio o los farinate en invierno. Si hace buen tiempo, un sitio económico y a pie de puerto es La Bimbacha que además de 60 especialidades de pizzas diferentes, tienen como especialidad la foccacia genovesa.

20120726-182719.jpg

Coordenadas GPS: 44°25′0″N 8°56′0″E

Anuncios

Ávila, un tesoro amurallado

¿Necesitas hacer un kit kat? Ávila es la mejor terapia de choque contra el nuevo síndrome del urbanita, el resultado de mezclar estrés, atascos y gentío. Si vivir en una gran ciudad puede ser un infierno, Ávila es el paraíso necesario y oportuno. Y es que, más allá de las murallas medievales, quedan terminantemente prohibidos los coches, los ruidos y, sobre todo, las prisas. ¿Entramos?

Puerta entrada Ávila murallas Castilla León es vida

Nada más atravesar la Puerta del Alcazar -un buen lugar para empezar la visita-, el relój deja de marcar las horas haciendo caso, por una vez, al famoso bolero. Antes podemos dejar el coche ‘desterrad0’ unas horas en el Parking de la Plaza de Santa Teresa o El Grande o en el Parking del Parque del Rastro si entramos al centro por La Puerta del Rastro que va directamente a la Plaza del Ayuntamiento. Ambos caminos confluyen en la Plaza del Mercado Chico, donde está el Ayuntamiento de Ávila y algunos de los mejores bares de tapeo castellano como El Buen Yantar (Calle Vallespín, 1).

www.bloguerosviajeros.com

Un consejo vital para el viajero: es muy probable que en el trayecto que va desde la Catedral al Ayuntamiento, nos aborden varias personas para ofrecernos menús, a priori, muy suculentos para los restaurantes de la calle Comuneros de Castilla, Enrique y Vara del Rey. Esta vez, el hambre nos hizo pensar con el estómago y lanzarnos a meternos de cabeza en el primer sitio recomendado en internet. ¡Error 404! Nos arrepentimos ya desde el primer plato: malo, escaso y caro. Hubiera sido más útil preguntar a los lugareños que nos habrían enviado a la calle Reyes Católicos, donde los restaurantes ofrecen más calidad por un precio igual o menor.

catedral avilaplaza ayuntamiento ávila

Dentro de la ‘Gran Muralla’ románica, se esconden rincones que merecen la pena desvelar. En este viaje hemos descubierto unos cuantos que nos han dejado muy buen sabor de boca. Y no es para menos. Aunque solo sea por probar sus bombones de stracciatella o comprar la típica cajita de yemas de Santa Clara (desde 8 unidades), no te vayas de Ávila sin visitar Las Delicias del Convento, un auténtico palacio ‘gourmet’, donde encontraréis repostería monacal (yemas, huesos…), legumbres de la tierra, embutidos y el mejor trato de sus encargados.

Las delicias del convento

Lienzo Norte Ávila

Los edificios vanguardistas reclaman su espacio en la ciudad castellana, con permiso del legado arquitectónico románico, como el nuevo Palacio de Congresos ‘Lienzo Norte’ que refleja en sus partes acristaladas a las milenarias murallas, como si rindiera algo de pleitesía.

Buscas la mejor panorámica de la ciudad? Cruza la muralla y sube al antiguo humilladero de Cuatro Postes, desde donde podrás ver el monumental conjuto de las murallas de Ávila, o lo que es lo mismo, 2,5 kilómetros de piedra, 88 torres y 2500 almenas. A fin de cuentas, es gratis y posiblemente el mejor souvenir que uno puede llevarse de la ciudad.

Murallas de Ávila (Spain) by Blogueros Viajeros

Coordenadas GPS: 40°39′″N 4°41′″O